La Semana Santa, un negocio de verano

Una vez mas, como cada año, cientos de feligreses en la ciudad de El Progreso, Honduras, país ubicado en el corazón de Centroamérica, hacen posible el verdadero sentido de la Semana Santa, mientras otros le ponen un toque veraniego, para estas personas no hay otra manera de vivir la pascua que haciéndolo por medio de actividades con la iglesia.

Años atrás las personas tomaban a su familia  e iban a las iglesias en esta temporada,  realizaban una serie de actividades por el resto de la semana  y vivían el verdadero significado de la Semana Santa: cuyos lemas son compartir, ser humildes, el reconocer cual grande fue el amor de Jesús que ofrendo su vida para salvar a la humanidad.

Mientras los feligreses se preparan para celebrar y hacer sus benevolencias para recibir esta Semana Santa, las empresas tienden a establecer un plan desde meses anteriores una serie de ventas, promociones, puntos de ubicación y las ganancias que les dará como resultado al vender sus productos, máxime aquellos que los relacionan con el verano.

Es por ello que cada año que pasa las creencias y el buen sentido de la “Semana Mayor” como suelen llamarle los católicos a esta temporada se ha perdido y  se ha dado un sin numero de contradicciones.  Ahora ya nadie dice que ira a la iglesia a dar gracias y revivir las memorias de nuestro antepasado de nuestro señor y  quien murió en el cruz del calvario, prefieren irse a las playas, añade una religiosa, Marina del Carmen Ramírez.

Es tanta la globalización en este mundo que hasta las fechas memorables que la iglesia conserva están siendo atropelladas, convirtiéndolas, así, en un negocio. ¿Es Semana Santa, o Semana Productiva?  Claro, los feligreses dan una respuesta, pero los empresarios dan otra; cuyo tema no es más que mercadeo y ventas.

Es posible que dentro de un futuro no muy lejano, los jóvenes ya no reconozcan el verdadero significado de la Pascua o Semana Santa, porque con un mundo tan consumidor y tan globalizado, solo lo relacionaran con verano, bebidas, gastos, playas, sol y alcohol. Inclusive se podría perder la imagen de Jesús. Todo esta dicho el resto depende de nosotros.

Publicado por,

RUTH REYES

 

~ por nuevageneracionhn en abril 6, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: