SE BUSCA: LIBERTAD EN UNA HONDURAS REPRIMIDA

La libertad de expresión y de prensa en Honduras ahora es blanco de múltiples y evidentes violaciones. El actual Gobierno de Facto se empeña en callar la voz de los que no estén a su favor, atando sus manos a como dé lugar. Esto, concluyeron los comunicadores que expusieron en el foro realizado en la Universidad de San Pedro Sula para tratar sobre el tema.

Cuatro profesionales de los medios, con una trayectoria que amerita la importancia e integridad de sus declaraciones, ofrecieron sus opiniones y experiencias. La reunión, que comenzó a las 6:30 pm fue organizada por alumnos de la clase Laboratorio de Medios de la carrera de Ciencias de la Comunicación.

La antigua biblioteca de la universidad fue el escenario donde se habló sin censura sobre la situación de estos derechos tan importantes incluidos en la declaración universal de los derechos humanos y apoyadas por nuestra constitución: que irónicamente es pisoteada con el mayor descaro por lo que aducen defenderla.

El foro fue oportuno para diversas denuncias por parte de los participantes que se suman a la larga lista que incluye cierre de medios de comunicación y decretos inconstitucionales. No solo alumnos presenciaron el foro. El mundo entero tuvo acceso a la reunión ya que Radio Uno transmitió en vivo por señal radial y vía internet.

Constantes Abusos

“La libertad de expresión es  la capacidad de expresar lo que nuestra mente elabora los juicios y sentimientos” decía Patricia Murillo, directora de la carrera de periodismo de la Universidad Autónoma del Valle de Sula. Alfredo Alvarado, ex director de relaciones públicas de la Municipalidad de Sampedrana, la señalo como una de las facultades de todo ser humano, y a la libertad de prensa como el derecho de todo comunicador de emitir sus pensamientos sin ser condenado por esto.

Sin embargo la realidad es más que distante. Arnulfo Aguilar, director y cofundador de Radio Uno, es víctima y testigo de ello. Radio Uno ha sido hostigada y amenazada, teniendo que lidiar con los intentos de represión por parte de militares, al igual que Radio Progreso y Radio Yoro. La razón es simple: su medio no está de acuerdo con el golpe de estado.

Ha habido ocupación militar y cierre de medios de comunicación, compañías de cable a las que se les ha prohibido emitir señal de ciertos canales e incluso agresión a periodistas.

La información es controlada y la censura trae desinformación. A esto se suman los medios locales, con los que Aguilar expresa su inconformidad enérgicamente pues aduce que “han querido quitar la oportunidad de informarse al pueblo”. “Los principales terroristas del periodismo son los periodistas bandidos y yo los tengo allí hasta con nombre y apellido”, expresó con disgusto.  

Por su parte durante la exposición Freddy Pineda, admitió por primera vez que renunció a su trabajo en Televicentro a pesar de las consecuencias, porque sus derechos eran violados,  al no permitírsele publicar las verdades que contrariaban los intereses del medio.    

Leyes ilegales

El 26 de Septiembre fue emitido un decreto que suspende garantías individuales y constitucionales. La ley emitida permitió, horas después, el cierre de Canal 36 y de Radio Globo, en los que resultaron heridos y fueron golpeados varios periodistas y se confiscó todo el equipo de Radio Globo. Otro decreto (124-2009) refuerza la potestad a Comisión Nacional de Telecomunicaciones de controlar o cerrar medios de comunicación electrónicos.

Gracias al rechazo de la comunidad internacional y organizaciones de derechos humanos, así como de los seis candidatos presidenciales, la ordenanza fue derogada por el Presidente de facto Roberto Micheletti, pero sigue en vigor pues todavía no se publica el artículo en La Gaceta. Para Radio Globo no será tan fácil: tendrá que comparecer ante los tribunales de justicia para volver al aire.

Patricia Murillo, que manifestó su indignación ante el freno que le han puesto a su profesión de tantos años y a la sociedad para la que trabaja. Criticó fuertemente la falta de acción de René Zepeda, vocero del gobierno actual, quien a su vez es ex presidente del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH): “No puede negar que conoce el derecho de los periodistas, es un irresponsable quien soslaya el cierre de medios de comunicación”.

¿Existen medios legales para los responsables y autores de violaciones a los derechos humanos y garantías constitucionales? La respuesta es positiva. El estado de Honduras ratificó en 2002 el Estatuto de Roma,  posibilita a la Corte Penal Internacional –––creada por el estatuto–––, para juzgar y penalizar los graves crímenes internacionales que cometan individuos dentro de la jurisdicción hondureña.

Qué dice el mundo

Las iniciativas contra la violación a estas libertades son en su mayoría extranjeras. Diversos organismos e instituciones se han movilizado y condenado las violaciones. Entre ellos están las Naciones Unidas, Amnistía Internacional, Federación Latinoamericana de Periodistas, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre otros.

“Ante el silencio cómplice de los portavoces del Gremio del CPH es claro ver que no se esta haciendo nada” destacó Alfredo Alvarado, quién fue explícito y contundente con respecto a la falta de denuncias a nivel local.

Alvarado, quien en el pasado renunció como relacionador público de la Municipalidad de San Pedro Sula cuando se vio frente a la tarea de “defender lo indefendible”, se pronuncia firme al explicar que hoy vemos mayores y mas graves atropellos al derecho de un pueblo de ser informado y a la libertad de prensa. Exhortó además a “alzar la voz de denuncia”.

Mientras tanto Honduras permanece aislada. El gobierno de Estados Unidos declaró que no reconocerá las elecciones del próximo Noviembre, al igual que las Naciones Unidas. El FMI nos congeló permanentemente 164 millones de dólares que no podrán ser utilizados como medida de presión para la restitución de Zelaya. En ausencia de numerosas ayudas internacionales, se prevé que el país tocará fondo en Diciembre, lo que traerá severas repercusiones económicas al país.

 Solución

Al preguntársele a los expositores cual era la solución a la crisis, coincidieron en que es imprescindible la restitución del Presidente Manuel Zelaya al poder, que es uno de los puntos mas controversiales que se discuten actualmente en el diálogo Guaymuras, con intención de buscarle un fin pacífico a la crisis.

Patricia Murillo agregó un factor aún más importante y significativo: El irreversible despertar del pueblo ante el verdadero rostro de censura y omisión. “Nadie puede pararlo una vez que sucede. Honduras ya no puede quedarse de brazos cruzados, y ya no les pueden ocultar la verdad porque las vendas les han sido quitadas y ese resentimiento no acabará al restituirse Zelaya” indicó.

Es indudable que los hondureños debemos reclamar nuestro derecho de ser informados y de expresar nuestros pensamientos y creencias. Ante la mudez de los medios de comunicación enraizados, surgen medios alternativos que muestran la otra cara de la moneda, junto a los nuevos reporteros clandestinos haciendo uso de sitios como YouTube y blogs para hacerse escuchar y ver.

Es claro que aquellos que no se conforman con la verdad a medias deberán recurrir al medio más infalible y difícil de callar. Ahora, más que nunca, internet se presta para desmentir la impunidad y probar que no será tan fácil ocultar los hechos en un mundo cada vez mas globalizado.

~ por nuevageneracionhn en noviembre 24, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: